COMO HIDRATARSE EN LAS CARRERAS

Una de las cosas más importantes que debes tener en cuenta siempre que realices cualquier ejercicio o actividad de moderada o elevada intensidad, es la hidratación, sobre todo si la actividad a realizar es de larga duración, como es el caso de por ejemplo de entrenar y posteriormente correr una maratón.

Existen 2 factores fundamentales a tener en cuenta a la hora de realizar una carrera larga de competición, que son la hidratación y la nutrición. Factores que no solo son importantes el día de la carrera sino que deben tenerse en cuenta incluso durante los entrenamientos previos.

Para facilitarnos la labor de beber durante la carrera existen algunos recursos interesantes a la par de eficaces. Cuando hablamos de hidratación, no nos referimos solo a beber agua durante una carrera, sino que también debemos aportar a nuestro organismo los elementos que el cuerpo va desprendiendo con el sudor. Con esto, nos referimos a que se deben reponer también sales minerales o electrolitos.

Lo que conseguiremos si realizamos una buena hidratación durante un entrenamiento o carrera, es disminuir tanto la fatiga como los calambres musculares que en caso de carreras muy largas, pueden derivar incluso en mareos, nauseas, debilidad muscular o incluso dificultar para respirar correctamente.

¿CUÁNDO DEBEMOS BEBER AGUA?

Lo más recomendable es beber agua unos 45 minutos antes de la carrera y posteriormente, durante la carrera, beber agua o bebidas isotónicas que contienen electrolitos como el sodio y potasio. Por otro lado, desaconsejamos totalmente las bebidas con gas o con cafeína que son diuréticas y además de aumentar la producción de orina promueven la deshidratación.

La cantidad adecuada de líquidos que debemos ingerir durante una carrera de larga duración es de unos 200 ml cada 20 minutos. Si eres habitual de este tipo de carreras, ya sabrás que existen puntos durante la carrera donde te proporcionan agua para ayudar a evitar posibles deshidrataciones. A estos puntos los conocemos como puntos de avituallamiento.

Por el contrario, en carreras cortas de entre 5-10 km no es necesario beber agua durante la carrera por lo que no te recomendamos ir cargado durante la carrera y siempre al finalizar la carrera te proporcionarán algún tipo de bebida.

Eso si, como consejo te diremos que si vas realizando una carrera en la que te dan una botella de agua, antes de beberla, deberías vaciar una parte del contenido si no quieres mojarte entero, ya que correr mientras bebes agua de una botella llena en su totalidad puede traer malas consecuencias.

Recuerda, la hidratación, junto con el control de tus pulsaciones durante cualquier tipo de carrera o entrenamiento son fundamentales. Es por ello, que no debes nunca olvidar salir a correr sin estar bien hidratado y sin ponerte tu pulsómetro que además de permitirte ver los avances realizados, te sirve para evitar sustos debidos a sobreesfuerzos realizados.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *