Como ahorrar de cara al proximo curso

Puede que el título de hoy te sorprenda y creas que no viene a cuento, pero como podemos ver el tiempo vuela ya tenemos casi que el segundo trimestre terminado y cuando menos nos demos cuenta estamos en las vacaciones de verano. Si creéis que no es hora de ir empezando a ver la manera en la que podemos ahorrar es que sinceramente no os hace mucha falta, de lo contrario estáis en el sitio correcto. Como soy de las personas a las que no le gusta que le pille el toro, he llegado a la conclusión que hacer la cosas con tiempo, muchas veces se convierte en el remedio más absoluto, con esto no quiero decir que tengamos que comprarlo ya, porque desde luego no es el caso, entre otras cosas porque no tenemos a mano lo que van a necesitar nuestros retoños en el próximo curso, pero desde luego creo que no está demás aportar algunas ideas que podamos utilizar en septiembre y que nos hagan gastar algo menos que otros años.

Al final el material escolar se acaba reciclando, es decir en las listas que dan los profesores cada año siempre suelen venir las mismas cosas entre ellas, las ceras que siempre suelen quedarse algunas nuevas, los rotuladores que ni siquiera los llegan a utilizar, los lapiceros de colores otros a los que solo se les hace punta y que los niños luego usados no quieren llevar al cole, pero siempre se pueden llegar a usar en casa dejar los nuevos para el cole y los usados para los trabajos que deban hacer en casa. Al comprar todo este material no debemos equivocarnos ya que comprar en el sitio inadecuado nos puede llevar a gastar mucho más de lo necesario, comprar por ejemplo de mala calidad nos hará comprar varias veces lo mismo, por lo que elevaremos el gasto, por ello es importante acudir a sitios como la web https://www.mercamaterial.es/ en la que se puede encontrar la mejor calidad al mejor precio, solo así te das cuenta que de verdad no gastas más de lo necesario.

En cuanto a la compra de libros que es en lo que más se invierte lo más rentable es echar mano de la segunda mano, comprar libros usados nos hará ahorrar más de lo que pensamos, así que creo que ha llegado la hora de empezar apalabrarlos antes de que otra madre se adelante.