¿Cómo tratar una picadura de garrapata en niños?

Al llegar la época de verano, es también el momento esperado de pasear y jugar en los parques, aumentando el riesgo de sufrir una picadura de garrapata en niños.

En lo que respecta a esos pequeños animales, son familia de los arácnidos y se alimentan de la sangre de los animales o humanos a los que pica.

Es muy usual su aparición en los periodos calientes del año, donde suelen atacar a las mascotas, pero también a nuestros familiares. Para conocer los riesgos de sus picaduras puedes recurrir a la asociación de pacientes Lyme.

Y para saber qué hacer ante una picadura, nosotros a continuación, traemos para ti información importante.

¿Qué pasos debo seguir ante una picadura de garrapata en niños?

Antes de seguir las indicaciones de la forma correcta de retirar una garrapata de la piel del niño es fundamental que conozcas que no debes hacer.

A pesar de lo arraigado del método de usar vaselina u otro aceite, así como quemarla, está contraindicado pues favorece la infección que causa esta picadura. Tampoco debes tratar de aplastarla porque en ese momento puede contaminarte muy fácilmente con sus fluidos.

Por otra parte, la forma más correcta es usar unas pequeñas pinzas, con las que debes sujetar el animal, cuidando que en lo posible sea lo más cerca de la piel. Luego, con firmeza, pero lentamente, trata de despegarla.

Después de retirado el animal se debe lavar muy bien la zona con agua y un jabón antiséptico y si hay molestias aplicar frio local o alguna crema adecuada para el picor. Debes evitar que el niño se rasque la zona alrededor de la picadura.

¿Cuándo acudir a urgencias?

Es importante observar muy bien al niño por un periodo de aproximadamente 15 días posterior a la picadura de garrapatas y acudir de inmediato al médico si notas que presenta fiebre, nauseas dolor o enrojecimiento intenso que persiste luego de una semana, debilidad o cansancio extremo.

Debido a esto. la observación tiene la finalidad de descartar el riesgo de desarrollar la enfermedad de Lyme, que, aunque pueda parecer muy tonto, es imprescindible tomar las precauciones necesarias ante la presencia de cualquiera de estos síntomas.

En resumen, para llevar al mínimo la posibilidad de picaduras de garrapatas en niños al llevarlos al parque o cuando jueguen con sus mascotas procura que usen ropas frescas, pero que los cubran de manera adecuada.

Asimismo, para mayor cuidado usa un buen repelente y sobre todo en la precaución de efectuar una revisión del niño después de sus juegos con los perros.