Los Fanáticos Desean Volver Al Estadio

Sin duda alguna la suspensión de los eventos deportivos ha causado un verdadero dolor en los fieles fanáticos, esos que estaban acostumbrados a ir a los estadios para brindar su apoyo a sus amados clubes y jugadores favoritos. La suspensión del fútbol como medida de contención para la propagación de la pandemia ha puesto en riesgo la estabilidad económica de muchos equipos de todas partes del mundo.

Los Fanáticos que van al estadio son los que pagan los sueldos de los jugadores.

Existe una relación directa entre la fanaticada y los ingresos de un club. Es simple de comprender el hecho de que, la estabilidad económica depende de los fanáticos que van al estadio y compran mercadería relacionada con su club. Es por esto que mientras más fanáticos tenga un club de fútbol, más ingresos entrará al equipo.

El problema es que con una suspensión de todas las ligas a nivel mundial, Los equipos no están recibiendo sus ingresos habituales por ventas de entradas, pero si están generando los mismos gastos. Deben pagar sueldos a jugadores, entrenadores, preparadores físicos y todo el que labore dentro del club.

Con los estadios vacíos y jugadores cobrando sueldos sin jugar, la mayoría de los equipos han tenido que hacer negociaciones con sus jugadores para disminuir sus sueldos mientras se reanudan los diversos campeonatos.

Los grandes equipos tienen una estabilidad como para soportar esta situación por algún tiempo más, pero ¿Que puede ocurrir con aquellos clubes pequeños que carecen de una estabilidad monetaria?. Muchos de estos equipos podrían desaparecer un futuro no muy lejano, estos clubes sólo pueden mantenerse gracias a los ingresos que provienen de la venta de boletería.

La mayoría de los equipos ya han llegado a negociaciones con sus jugadores y han llegado a acuerdos de reducciones del salario hasta de un 40% mientras continúe la suspensión de los eventos deportivos.

Estas suspensiones no solo han afectado a los equipos y jugadores. La reunión deportiva más grande del mundo, es decir los Juegos Olímpicos también fueron suspendidos como medida preventiva. Afectando a la economía de Japón país que será sede de las olimpiadas 2020, ha visto en riesgo de perdida toda la inversión que hizo en infraestructura y logística  durante los años de preparación de este evento

En definitiva son los fanáticos los que más han sufrido tras la suspensión de los diferentes eventos deportivos, que ya no pueden asistir a los estadios a apoyar a sus adorados equipos y jugadores.