Atento al tipo de neumatico que utiliza su 4×4

Para los vehículos es importante tener los neumáticos adecuados para no presentar inconvenientes de estabilidad o de tracción, además de ser peligroso podrían generarse otras fallas. Es bastante similar al proceso de escoger un calzado; no es lo mismo salir a trotar con zapatos de tacón alto, que con unas buenas zapatillas deportivas.

Tipos de neumáticos para todoterreno

Para seleccionar el neumático adecuado para su 4×4 es importante hacerlo en base al tipo de terreno por el que circula con mayor frecuencia, aunque también es posible que tenga 2 juegos diferentes para cambiarlos según lo requiera. Hay tres categorías en las que se pueden dividir:

4×4 mixtos: son los neumáticos adecuados para usar a diario por su versatilidad. Se les reconoce por su etiquetado como A/T (All Terrain), pueden ser utilizados en asfalto o fuera de él. Se comportan muy bien tanto en carretera seca o mojada y mantienen la motricidad justa para los terrenos blandos. Entre las diferencias que poseen en comparación a los convencionales, es que tienen mayor adherencia y son más resistentes a piedras o impactos.

4×4 todoterreno: estos neumáticos son especiales para recorridos fuera del asfalto, como por ejemplo zonas escalpadas en las que abundan los obstáculos. Su etiquetado muestra las siglas M/T (Mud Terrain), también muestren las siglas POR (Proffesional Off Road). Resisten agresiones duras, por lo cual su estructura tiene suficiente refuerzo, el patrón de su dibujo suele tener una profundidad de 1 a 17 mm aproximadamente y tienen muchos tacos de goma.

Sus prestaciones son muy bajas en carreteras de asfalto, lo que es normal, ya que han sido fabricados para ser utilizados en otro tipo de terreno.

4×4 de carretera: son neumáticos diseñados para vehículos SUV y se denotan con las siglas H/T (Highway Terrain). Su estructura es blanda y ligera, con buena adherencia y de flancos flexibles; se diferencian de los 4×4 mixtos en que son un poco más resistentes y contribuyen con el confort durante la conducción.

Para cualquier vehículo es importante revisar los neumáticos; sin embargo, para un todoterreno tiene un poco más de prioridad, debido a que de ellos depende en gran parte el desempeño del 4×4 en las rutas riesgosas que transiten. Es recomendable que chequee la presión, recuerde que no siempre es la misma para los diversos tipos de superficies. Tampoco deje de lado la mecánica; al salir y al regresar debe asegurarse de que todo esté bien para evitar inconvenientes lamentables.

Para enfrentar las posibles reparaciones que tenga su todoterreno puede ayudarse con los desguaces 4×4 para que el presupuesto le rinda y así tener un poco más de tranquilidad. Hay directorios que se especializan en desguaces de este tipo de vehículos y facilitan la búsqueda de cualquier pieza.