Cuida tus frenos con estos consejos

Los frenos de tu coche se encargarán de detenerlo de una forma óptima y así evitar cualquier tipo de accidente en las vías. Si tienes que hacer el cambio de los mismos, lo mejor será visitar el taller de motortown.es, porque allí encontrarás mecánicos expertos y los precios más ajustados del mercado.

Sin embargo, es importante que aprendas a cuidar los frenos de tu vehículo porque así evitarás un desgaste prematuro de los mismos. Así que, te invito a seguir leyendo para que conozcas sobre los cuidados que deberías darle a tu sistema de frenos.

¿Cómo se cuidan los frenos?

Cuidar los frenos de tu vehículo puede resultar realmente sencillo, en especial si sigues los consejos que te traigo a continuación:

Evita el sobrecalentamiento

El sobrecalentamiento puede producir un proceso de cristalización en la goma de las pastillas de freno. Esto puede producir serias averías en los discos de freno, por lo que las pastillas cristalizadas deben cambiarse de forma inmediata.

Para evitar el sobrecalentamiento, en especial en las zonas con muchas bajadas debes asegurarte de realizar el frenado con el motor. Esto te permitirá utilizar menos los frenos, y así no se causarán problemas en los mismos porque las pastillas no se sobrecalentarán.

No desgastes demasiado las pastillas

Desgastar demasiado las pastillas de freno puede ser un grave error, en especial porque podrías terminar rompiendo todo el sistema de frenos. Por este motivo, los talleres mecánicos recomiendan cambiarlas cuando aún tienen un 30% de la goma de frenado.

Las pastillas no deben pasar por debajo de los 3mm de goma, porque esto podría causar graves averías al disco y al pistón del freno. Así que, si quieres evitar un gasto grande en tu vehículo, asegúrate de monitorear la cantidad de goma que tienen las pastillas para evitar que se desgasten demasiado.

Lleva el coche al taller

Es importante estar haciendo una revisión periódica de todo el sistema de frenos para detectar cualquier posible fallo. Es por este motivo que se aconseja llevar el coche al taller mecánico por lo menos una vez cada 20.000 kilómetros para una revisión y ajuste en el sistema de frenos.

Se debe hacer el ajuste de la distancia de frenado para que sea óptima y así evitar cualquier tipo de accidentes en las vías. También se debe verificar que el nivel del líquido de frenos sea el adecuado, porque así podrás tener un buen nivel de seguridad en tu coche.